Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

El Colegio de Gestores Administrativos de Sevilla advierte de que el 40% de los borradores de la Declaración de la Renta contiene errores

El Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Sevilla, Cádiz, Córdoba, Huelva y Ceuta advierte de que alrededor del 40% de los borradores de la Declaración de la Renta contiene errores que pueden suponer que el contribuyente pierda hasta 300 euros de media, según un estudio realizado entre sus colegiados de cara a la Campaña de Renta 2019.

El Borrador no es más que una propuesta de Declaración de la Renta que elabora la Agencia Tributaria con los datos fiscales disponibles, por lo que algunos de ellos pueden no estar actualizados, y además no es en ningún caso vinculante y no exime de responsabilidad alguna.

Por todo ello, el Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Sevilla, Cádiz, Córdoba, Huelva y Ceuta recomienda no aceptar el Borrador directamente por comodidad o por las prisas en recibir el dinero si la Declaración sale a devolver, puesto que puede ser contraproducente para el contribuyente, sino consultar con un Gestor Administrativo colegiado que se asegure de que el resultado es el correcto y el más beneficioso posible en esta Campaña de la Renta que finaliza el próximo 30 de junio

El presidente del Colegio de Gestores de Sevilla, Javier Corral, señala que “el Borrador únicamente sirve como orientación, porque la Agencia Tributaria lo calcula teniendo en cuenta la información que recibe de terceros, como empresas, bancos, Catastro u organismos públicos, y por lo tanto algunos de ellos pueden no estar actualizados, y además hay otros que sólo los puede aportar el propio contribuyente, por lo que deben ser revisados, incluidos o modificados por un profesional”. 

De este modo, Corral insiste en que “lo recomendable es acudir a un Gestor Administrativo colegiado, que conoce a la perfección toda la información que debe ser tenida en cuenta para que la Declaración de la Renta sea la correcta, no sólo porque permita al contribuyente incluir todos los aspectos que permitan deducciones, sino también no incurrir en errores que pueden acarrear incluso sanciones, puesto que hay que recordar que aceptar el Borrador no exime de responsabilidad alguna”.

Los errores más habituales en el Borrador suelen ser los relacionados con cambios en la situación personal del contribuyente, como nacimiento de hijos o cambios de domicilio, o no incluir gastos de hipoteca o vivienda o todas las deducciones autonómicas posibles.