Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Eva Beatriz Navarrete: “Hay que recuperar aquello de que hablando se entiende la gente”

Entrevista a la Decana del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía

 

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) inició su andadura en el año 2012. Una de sus principales funciones es la defensa de la observancia de las reglas y código deontológico de la profesión lo que se traduce en un mejor servicio a la ciudadanía en general y en un mayor nivel de exi­gencia de competencia y de calidad en el desempeño del trabajo por parte de los profesionales. Entrevistamos a Eva Beatriz Navarrete Maceas, Decana del Colegio, que nos explica su visión de la función del periodismo en la sociedad actual.

Según la decana, el periodismo cumple una función fundamental en la sociedad actual para garantizar el derecho a la información de la ciudadanía es una realidad innegable y la influencia de los periodistas en la formación de la opinión pública también. Sin embargo asegura que la globalización y la generalización del acceso a medios no convencionales de comunicación o difusión, como son las redes sociales e Internet, parecen que han desvirtuado el término periodista y su definición, puesto que no toda difusión de información por cualquier medio de comunicación es periodismo; ni quien lo realiza puede ser considerado periodista. Para Navarrete un periodista es quien observa la realidad, la analiza, recopila los datos, pone en contexto la información, la traduce a un lenguaje comprensible, la desmenuza, la complementa, la construye desde el contraste de fuentes, la selecciona, la prioriza….y es desde esa labor, que contribuye al crecimiento de una sociedad más democrática. Su influencia por tanto está en ese valor añadido que otorga al ejercicio del periodismo la formación y las competencias adquiridas, para que el conjunto de la ciudadanía pueda configurarse una opinión sobre lo que sucede en el mundo. Y es por eso que esa labor y ese ejercicio de periodismo deben contar con las máximas garantías, pues son también notables las responsabilidades que se le atribuyen.

La decana explica que simplemente con leer las principales portadas de los periódicos (en formato papel o digital) o de los informativos de radio o televisión, se puede decir que hay elementos comunes que marcan en todos la “agenda-setting” de los medios. La jerarquía de temas que se establecen en los medios va a ser el reflejo de los asuntos que interesan a la ciudadanía y viceversa. La política, sin duda alguna de la mano de la economía, es crucial; pero también lo son aquellos temas que afectan directamente a la sociedad como la salud o los avances tecnológicos porque tienen un impacto sobre la vida de las personas. Decidir a qué asuntos se les da más importancia que a otros, a qué temas se concede más tiempo o más espacio, sobre cuáles somos más reiterativos o le damos un tratamiento preferente es algo que depende de muchas circunstancias, que pueden ir desde otras agendas a nivel internacional, la agenda de gobierno, la actividad de tribunales o los deportes. Por tanto, decidir qué es relevante va a depender, la mayoría de las ocasiones, de la ponderación del impacto o la relevancia que el tema puede tener en la audiencia, a juicio del medio, o del interés especial que para este tenga. No obstante, al periodista lo ha de mover siempre el interés general, de forma que si entiende que un hecho es, o puede ser relevante para el conjunto de la sociedad, lo más probable es que ese hecho se convierta en noticia.

Eva Beatriz Navarrete considera que los premios o galardones que tratan de poner en valor las informaciones sobre temáticas específicas son una forma muchas veces de reconocer esa función social que cumple el periodismo y que de otra forma no es valorada. Los temas que podrían ser considerados menores pueden, con estos galardones, despertar el interés del público y, desde luego, el del profesional que decide abordar temas específicos que no siempre son portada.

Respecto a la convocatoria del premio para la difusión de la mediación, Navarrete opina que esta iniciativa ayuda a poner el foco sobre una realidad y un instrumento del que no somos del todo conscientes en este país: la mediación como solución a muchas controversias fuera del ámbito judicial. Sobre todo, cuando en los últimos años estamos observando una absoluta judicialización de los asuntos públicos y privados que, en parte, están conduciendo a la saturación de los tribunales, la vía extrajudicial debería ser un recurso mucho más asiduo y común para solventar diferencias, por la vía del diálogo, en una sociedad con suficiente dosis de democracia. Hay que recuperar aquello de que “hablando se entiende la gente”.

 

Participa en el II Premio Andaluz para la Difusión de la Mediación. Consulta aquí las bases.